domingo, 9 de septiembre de 2012



GRACIAS POR EL RECUERDO 20

Por Toño Carrizosa

Proveniente de una larga dinastía de artistas entre los que figuran guitarristas, compositores, cantantes, duetos, tríos, todos ellos revolucionadores en la música moderna de nuestro país, en 1962 se da a conocer artísticamente como Fabricio, siendo su nombre verdadero Felipe Bojalil Gil.

Graba un disco sencillo el cual incluye CAMINA NO CORRAS  y  RUEDAS, temas que originalmente eran instrumentales y que, bajo el concepto musical de la música de ese momento, tendría más penetración en México cantada en español. La letra en nuestro idioma, corrió por cuenta, obviamente, del propio Felipe y cuando estaba todo listo para dejarse escuchar la canción CAMINA NO CORRAS en la radio, Felipe se disgustó muchísimo cuando la oyó en la radio cantada por un tal Fabricio.  Molesto acudió de inmediato a la disquera a reclamar que las horas de estudio, las letras al español, su esfuerzo y dedicación, valieron un comino porque le dieron el crédito a un tal Fabricio y no a él.

Su sorpresa no tuvo límite cuando lo recibieron en la disquera felices por la buena aceptación del público adolescente por la canción que sonaba en la radio. Aun con felicitaciones y palmadas en el hombro de todos los ejecutivos por el posible éxito al que apuntaba el tema, pudo reclamar el porqué le habían dado el crédito a un tal Fabricio y no a él. Tuvieron que aclararle que Fabricio… ¡era él!, pero como nunca se había escuchado en grabación, él oía diferente su voz. Lo que sucede es que habiendo terminado la grabación, en una junta inmediata de los ejecutivos se había determinado que se le cambiara el nombre a otro más comercial y directo para los adolescentes. Aunque no estuvo de acuerdo, Felipe aceptó en un principio con la firme determinación de grabar, entre los covers que le daban para que los plasmara al español con su voz, de que se tomaran en cuenta sus composiciones quedando como uno de los primeros rocanroleros adolescentes originales de ese momento.



                                                               
Fabricio en 1968 cambió de disquera y de nombre, se autonombró con su nombre verdadero, Felipe Gil y se dedicó a dar a conocer sus canciones de  superación, conciencia social y cósmica.

Su versión a RUEDAS coincidió con la versión de Julissa en la radio, otra artista proveniente de artistas de mucho renombre, cuyo nombre verdadero es Julia Isabel.

Julissa fue una representante auténtica de las rocanroleras convertidas en baladistas.

                                                                     
Con ella vinieron Leda Moreno, Angélica María, Emily Cranz, Las Hermanas Jiménez, Ela Laboriel, Baby Bátiz, Lety Cisneros María Eugenia Ríos, Queta Garay, Lupita Mariscal, La Mary Jets, Paty y Mary, Las Castillón, Pily y Mayté Gaos, Corinna, Vianey Valdez, Las Yolis, Malú Reyes, Olivia Molina, Anina y Diana Mariscal; además de las extranjeras Baby Bell, Marisol, Rocío Dúrcal, Mona Bell, Connie Francis, Eydie Gorme y Marie Laforet.



                                                               
                                                 Arte y diseño Guillermo Márquez


 


1 comentario:

  1. Muy buena anécdota de Fabricio....saludos y me encanta la redacción...muy "amiguera"...saludos: GZ

    ResponderEliminar