domingo, 19 de agosto de 2012


GRACIAS POR EL RECUERDO 18


Por Toño Carrizosa

Todo sucedió de repente. La evolución musical nos llegó de sopetón. De la noche a la mañana nos llenamos de niños y jovencitos que llegaban con todas las ganas para comerse el mundo a bocanadas musicales. Se pensó en un programa de tv al que llamaron JUGUEMOS A CANTAR y que saliera un niño con enormes dotes artísticas y que fuera el nuevo ídolo del momento, para demostrar que no solamente España con Parchís ni Puerto Rico con Menudo sabía crear figuras zagales.

                                                                   
Pero se equivocaron. No salió un artista, salieron muchos, muchísimos niños con un talento tan grande, que no se lo imaginaron. Ese año, 1983, lo ganó un niño mexiconorteamericano llamado Lorenzo Antonio quien con una composición propia logra el primer lugar cantando VAMOS A JUGAR acompañado de sus lindas hermanitas.

Surgieron también un sinfín de artistas más de ese festival, como Lolita Cortes, Katy, Ivette y Monique, Sara Eugenia, Byanka y Maleza, Los Vicuñitas. Grupo Plum Kiss, Lucerito y Grupo Ábaco entre otros.

Todos ellos a su vez, hicieron su carrera artística y se hicieron de un nombre. Lucerito se hizo actriz de telenovelas y grabó discos, casándose con el famoso Mijares.

         


Sara Eugenia tuvo todo para triunfar, pero fue abandonada por su disquera y la pequeña, se hizo actriz de teatro hasta que se retiró del mundo artístico.

Ivertte y Monique fueron todo un caso, cantaban estupendamente y aunque nunca grabaron un disco completo su participación en este festival y del siguiente año, fue más que suficiente para trascender.

Byanka y Maleza son hermanas provenientes de la Unión Americana. A la vuelta del tiempo, Maleza se retiró y Byanka se hizo solista. Su disquera la quiso convertir en la Madonna mexicana y grabó un par de temas en español de la norteamericana, pero hasta ahí. Los ejecutivos disqueros nunca le quisieron dar un concepto propio.

Del grupo Plum Kiss emergió Paty Manterola para convertirse en elemento del grupo Garibaldi y luego querer ser actriz en Hollywood sin lograrlo.

De los Vicuñitas salió Claudia para formar parte luego del grupo Boquitas Pintadas de donde saliera Gloria Trevi.

El grupo Abaco formado de niñas de mucho talento y poder económico que por desgracia, no les dieron la debida importancia.

Juanito Farías, un niño que perdió el piso y se amargó el vivir esos espléndidos momentos.

Katy fue un fenómeno discográfico, radiofónico y emotivo, gustó muchísimo y de repente, después de 2 Lps desapareció del mundo artístico.

En otro festival surgieron  Mía y Matías, Juan Ramón (hermano de Tatiana), Eduardo Capetillo,  Priscila (quien al crecer formara su agrupación Las Balas de plata); Colibrí (integrado con las bellísimas hijas del mago Chen Kai, una de ellas, Verónica, su nombre verdadero, Kenia como se le conoce artísticamente, ahora es conductora de un programa de tv en Miami.

                                                     
                                                                                                             
Por cierto, desde el primer festival  JUGUEMOS A CANTAR, se dio el caso de un breve romance entre Lorenzo Antonio y Lolita Cortes, y al año siguiente descubrimos a Juan Ramón  enamorando a la bella estrellita… ¿y Lorenzo Antonio? Nunca supimos donde andaba.


                                                            


                                                  Arte y diseño Guillermo Márquez


                                                                   
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario