GRACIAS POR EL RECUERDO 3

Por  Toño Carrizosa

La barra infantil de televisión en la década de los años sesenta constaba con un programa de concurso de aficionados que hizo historia en el espectáculo de México.

Se titulaba ESTRELLAS INFANTILES TOFICOS y ahí veíamos a todos los niños que tenían ganas de demostrar su vena artística y se presentaban para cantar, bailar, imitar, declamar o hacer cualquier gracia.

Al principio lo conducía Genaro Moreno y para el zagal del momento, era una delicia ver a chavitos de nuestra edad, como se desenvolvían en un escenario. Recuerdo que hubo 5 niñas que destacaron de inmediato por sus cualidades artísticas.

Las primeras tres era un grupo de hermanitas que se presentaron cantando PATITO LODERO, que aunque descuadradas por que una se adelantaba a la otra y otra se retrasaba, cantaban muy entonaditas y bien afinadas. Su dulzura captó de inmediato la atención de todos y los aplausos fueron a rabiar.

Obviamente para que llamara la atención las pequeñas se presentaron en varias emisiones y el gusto por oírlas cantando: “patito, patito lodero, ¿Quién te pego? ¡yo me cai!..” y haciendo pasitos de baile tan graciosos, que se robaron la atención del público y el gusto también. Quien iba a imaginar que al poco tiempo grabarían su disco y sonaría en la radio ese tema que tanta ternura dio en esa emisión. Las Hermanitas Salinas se dedicaron a estudiar vocalización y lograron acrecentar su talento y vocación por el canto. Pero no se quedaron con eso, también estudiaron su carrera de educadoras y con lo que ganaban cantando pusieron su propio kinder allá por Tasqueña. En los años ochenta se dieron a conocer como Las Cuatro Razones con el tema BAILAD, cuyas voces hubieran rivalizado y estar al tú por tú con las chicas de Pandora si la disquera le hubiera puesto más atención promocional y un buen director artístico que aprovechara al máximo sus habilidades vocales. De hecho, Silvia, Araceli y Bety (luego se incluyó Lety) Salinas eran como una sola voz. Lety Salinas es quien hace voz de contestación a Alberto Vázquez en el tema SI LA INVITARA ESTA NOCHE y a pesar de que le ofrecieron “las perlas de la virgen” para que se hiciera solista, inclusive entrara al OTI, la bella y sensual cantante no aceptó porque no incluían a sus hermanas. Su belleza y sensualidad es tal, que (en la década de los ochenta) hasta un director artístico gay se le declaró. Las Hermanas Salinas en los noventa, formaron parte de los coros de los artistas número uno de Latinoamérica como Juan Gabriel, Enrique Guzmán, Roberto Carlos y José José entre otros, quienes las contrataban en exclusiva para sus presentaciones en vivo y en la actualidad, si no están cuidado los niños de su kinder, son coros personales de Alberto Vázquez en sus giras constantes.

Otra voz insuperables que destacó era una niña bellísima que cada que sonreía, se echaba al público a la bolsa y con una voz potente, dulce y bien timbrada. Desde ese tiempo, Estelita Núñez ya era ubicada como una de las estrellas más grandes del firmamento artístico de México.

Controvertida, simpática, dicharachera, inteligente, guapa, atractiva, con una voz que lo mismo nos motivaba con las baladas que con las canciones rancheras y boleros, Estelita es una estrella que no se apaga. Sus éxitos fueron desde UNA LÁGRIMA en 1967 hasta ganar el OTI.

                                                                               
Su carrera tomó un impulso gracias al escándalo que se creo cuando Hilda Aguirre se hace estrella gracias a la película SOR YE YE y canta cuatro temas compuestos por el español Manuel Alejandro en exclusiva para ella en esa película (ADIVINA ADIVINANZA, YA ME VOY, NO VALE LA PENA y QUIERO VIVIR). Al público le gusto tanto los temas que no pedían, ¡exigían! el disco y cuando salió a la venta fueron ventas impresionantes. Luego se supo que no cantaba Hilda, sino Estelita Núñez, quien resultó ser prima de Las chicas que formaban el dueto Las Robin, grupo que se diera a conocer por su versión a ANGEL DE MI VIDA y PALABRAS DE AMOR. Seguimos muy de cerca su vida personal por convertirse en una figura más del mundo de la música moderna.

Casó con un doctor del cual, después se divorció para casarse con un ejecutivo disquero con el que duró poco tiempo. Después supimos que contrajo nuevas nupcias y prefirió trabajar ocasionalmente y dedicarse más a su vida privada.

La otra estrellita Tofico era una niña de la que casi todos los que somos de su edad nos enamoramos de ella. Bellísima, simpatiquísima, nunca se quedaba callada, le quitaba el micrófono a todos los que querían platicar con ella y con un talento desbordante. No cantaba, pero sí bailaba y parodiaba en imitación a las grandes estrellas. Recuerdo su máximo triunfo fue una presentación de una cantante de ópera que debía cambiarse de ropa y seguir con el espectáculo. Lo hizo tan profesional que nos dejó atónitos a todos. Esa niña luego la llegamos a ver como conductora en EL CLUB DEL HOGAR un programa conducido por Daniel Pérez Arcaráz y Francisco Fuentes “Madaleno”. Era un gusto ver como se desenvolvía frente a las cámaras, como si hubiera nacido frente a ellas. Tú la conoces muy bien, se llama Janett Arceo, quien además fue suplente de Raúl Velasco en su programa SIEMPRE EN DOMINGO, conductora en la segunda emisión JUGUEMOS A CANTAR, hasta que por razones hasta la fecha desconocidos, Televisa rescinde su contrato y ella sin acongojarse, crea un superprograma en Radio Fórmula, el cual a la fecha sigue vigente.


Otra estrella tofico que se volvió artistas fue Corinna, quien resultó ser hija de dos granes artistas de nuestro país: la bolerista Eva Garza y el cantante de ranchero El Charro Gil. Eva y su hermano Fabricio a la vuelta del tiempo se hicieron de un nombre y un prestigio. Corinna se retiró y Fabricio hoy es conocido como el cantautor Felipe Gil.

Todas ellas fueron estrellas Infantiles Toficos y ya vimos que ese programa, no se equivocó.

                                                   Arte y diseño Guillermo Márquez

                                                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario