GRACIAS POR EL RECUERDO 1


Por  Toño Carrizosa


En esto de la televisión no hay nada nuevo, muchas cosas que sucedieron en su momento se vuelven a repetir. En la actualidad vemos a los niños que se pegan a la televisión para ver sus series favoritas tal como sucedió cuando nosotros fuimos niños y no nos despegábamos de la tele para ver las caricaturas y programas de ese tiempo.

Entonces veíamos artistas que hicieron su camino al andar y por si fuera poco, vemos la consecuencia de su éxito en la actualidad.
Por ejemplo, había una emisión titulada El programa de Tilín el fotógrafo de la voz, realizado por un imitador que así se llamaba cuyo nombre verdadero es Salvador Gómez, que era un estupendo, increíble e impresionante imitador de todas las voces más importantes del momento. Se manejaba a base de marionetas que tenían el rostro de los artistas que imitaba, como: Agustín Lara, Pedro Vargas, TinTán, Cantinflas, Clavillazo, Resortes, Manolín y Schillinsky, Carlos Neto y Titino y muchos otros más que eran consentidos del público desde hacía ya dos generaciones anteriores.

En una ocasión se le ocurrió a Tilín hacer un concurso de aficionados en su emisión y llegó una enorme cantidad de novatos esperando destacar. Entre ellos hubo dos sumamente buenos y resaltaban por su enorme talento, a tal grado que cuando Tilín vio el sketch que ellos llevaban preparado cada uno por su lado, les sugirió que mejor se unieran e hicieran un dueto porque se veía que se acoplaban muy bien. Y le hicieron caso.Así nacieron Los Polivoces.

Tilín había emergido de la XEW de donde estaban los más grandes humoristas del momento, como Humberto Cahuich, Pepe Ruiz Vélez y Manuel Siordia “Mr Kelly”.




Tilín fue un artista de un enorme y grandísimo talento, poco recordado en la actualidad por la televisión. Tilín hizo escuela en un humorismo blanco, sin palabrotas ni manejos de doble sentido, sin burlas ni ironías a los artistas que imitaba. Eran chistes blancos unidos en un diálogo que lo hacía ameno y atractivo para el público de entonces, diálogo realizado al parecer por el propio imitador.

El fotógrafo de la voz se nos fue en el año 2002 y nos dejó de legado su talento, sus memorables programas… y tres hijos que heredaron su capacidad: Gabriel Filio el humorista, Alejandro Filio el cantante y César Filio el actor, todos ellos han sobresalido en su faceta, pero les ha faltado mucho para llegar a la altura insospechada en que llegó su memorable padre, pero aun hay tiempo.

                                                   Arte y diseño Guillermo Márquez

                                                                  

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por esta nota respecto a mi papá, ya lleva tiempo en la red pero no la había visto. Sólo quisiera hacer un pequeño comentario; los de la foto no son Alejandro y Mario, sino César y Gabriel, y sus hijos no somos tres, sino diez, de los cuales seis trabajamos en los medios con nuestra voz.

    ResponderEliminar